Home > Seafood for the Future > Storied Seafood > Entrevistas con los pescadores

Seafood for the Future: Storied Seafood

Entrevistas con los pescadores

Entrevistas con los pescadores

Pesca: la vida y un estilo de vida

José Luis “Chalunga” Romero González: Pesco porque me gusta, porque es lo único que sé hacer. Es lo que he hecho toda mi vida. También lo hago porque mi padre era pescador, y uno a veces continúa la tradición.

Antonio “Tonicho” García Orozco: La situación económica me motiva a pescar. Tengo que trabajar. Otra motivación es que amo mi trabajo. Trabajo como pescador y también como constructor de redes. He construido redes por 35 años. La mitad de mis ingresos provienen de la pesca y la otra mitad de la manufactura de redes.

Javier “Chino” Valverde Márquez: Mi padre fue pescador y la pesca era muy bonita en aquel tiempo. Era hermosa! Es nuestra vida! Estamos acostumbrados a ella. Por eso, para nosotros es muy difícil dedicarnos a otra cosa. En todo el tiempo, no he dejado nunca de pescar, incluso aunque haga otra actividad, la pesca siempre está presente. Es un trabajo difícil. A menudo hace mucho frío y mucho viento.

Armando “Muelas” Castro Soto: Mi motivación es que me gusta la pesca. Toda mi familia son pescadores y eso es lo que me motiva a pescar. Es mi única fuente de ingresos, así que eso también me motiva.

Entrevistas con los pescadores

Los pescadores y el mar: los observadores y los administradores de la riqueza de la biodiversidad en el Golfo de California

José Luis “Chalunga” Romero González: Una vez vi las mantarrayas gigantes volando en la superficie del mar, y las ballenas saltando! Hace 20 años se podían ver las mantarrayas gigantes más grandes que el ancho de la panga! Ya no se ven. Yo creo que es debido a las redes de enmalle, aquellas que se usan para pescar tiburón o totoaba. Las redes de enmalle están acabando con todo!

Rafael “Gordis” Sánchez Gastélum: La gente de San Diego [clientes de pesca deportiva] ve las noticias y me pregunta sobre la vaquita. Cuando vienen aquí y vamos en la panga y ven las ballenas y los delfines, ellos se entusiasman y toman fotos, y yo me emociono. Sí, yo aun como pescador también me emociono!

Javier “Chino” Valverde Márquez: Antes de que la pesca de totoaba fuera ilegal, la capturábamos a piola. En 2 o 3 horas capturábamos hasta una tonelada de ese pescado.

Armando “Muelas” Castro Soto: A veces, veo las manchas de peces que iluminan el agua. Aparecen de la nada y sorprenden! Provocan adrenalina y emoción!

Entrevistas con los pescadores

Líderes entre los Pescadores

José Luis “Chalunga” Romero González: Yo inspiro a otros en el uso de la red camaronera de arrastre ligero amigable vaquita. Los otros pescadores me preguntan cómo usarla porque soy pionero y soy bueno usándola. Hace algunos años llegué a capturar una tonelada de camarón en un viaje. Compartir el conocimiento es importante. He colaborado muchas veces con otras organizaciones de conservación para aprender más. Trabajando unidos obtenemos buenos resultados.

Antonio “Tonicho” García Orozco: Lo que más me inspira es que hemos trabajado duro para usar redes sustentables, y hemos motivado a otros pescadores. Hemos tenido problemas y hemos soportado mucho de gente pesimista. A veces nos sentimos mal [sobre la presión de otros pescadores y de comunidades que no quieren ver las artes alternativas], pero tenemos que seguir trabajando y luchando por esto. Queremos continuar adelante con las práctica de pesca alternativa. Todo es bueno si estamos pescando sustentablemente, que para mí significa respetar las reglas, y significa asegurar que nuestros productos son de excelente calidad, al mismo tiempo que cuidamos el medio ambiente usando artes alternativas.

Doy confianza a los otros pescadores, porque creen en mis consejos. Quiero que estén capacitados para beneficiar al sector y a la industria pesquera sustentable.

He trabajado con el gobierno y con organizaciones de la sociedad civil, así como con expertos diseñadores de artes de pesca. Por ejemplo, soy constructor de redes para el Instituto Nacional de la Pesca. Trabajé con los diseñadores que fueron los primeros en construir los Dispositivos Excluidores de Tortugas (DET) aquí en San Felipe. Tomamos cursos y aprendimos cómo utilizarlos.

Javier “Chino” Valverde Márquez: Soy inspiración para toda la mancha [así llamamos al grupo de pescadores]. Soy saludable. Mis rodillas no me duelen. Trabajo duro. Para mi edad, soy un hombre activo. Gracias a Diós, a mi edad, ando con la mancha. Me tienen fe n momentos como éste, en el que estamos trabajando en apoyo al monitoreo acústico de la vaquita. Nos llevamos bien entre todos.

Jesús Carlos “Charlie” Samudio Martínez: Quiero ser inspiración. Quiero que la gente me vea y se dé cuenta que estoy bien incluso al haber hecho la reconversión [a artes de pesca alternativas]. Quisiera hacer cosas buenas para el proyecto, por mis hijos, porque también son pescadores y a veces llegan a imitar lo que hago.

Armando “Muelas” Castro Soto: Cada pescador sabe su rol. En verdad se tiene que saber mucho, por ejemplo las coordenadas y el uso del GPS (sistema de posicionamiento global). No se puede simplemente brincar y treparte en una panga para pescar. Algunas personas usan las montañas [como referencias para navegar], pero cuando hay bruma esta técnica no funciona muy bien.

Entrevistas con los pescadores

Los pescadores y la vaquita

Rafael “Gordis” Sánchez Gastélum: Lo más asombroso que he visto en el mar ha sido la vaquita. La he visto en numerosas ocasiones. Incluso el año pasado [2015] la vi.

He trabajado con el INECC (Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático) desde que empezaron a trabajar en el Alto Golfo de California. Yo fui uno de los primeros pescadores que colaboró en el monitoreo acústico de la vaquita. En el pasado, he visto dos, tres y hasta cuatro [vaquitas] juntas. El año pasado vimos solo una. La primera vez que vi una fue en 2008 o en 2009. Yo no creía que existían, pero alguien me dijo que sí existían. En una ocasión, cuando yo era capitán de una embarcación, una vaquita apareció de la nada. Apagué el motor y después de diez minutos estaba realmente cerca de nosotros. Cuando la gente se pregunta si hay vaquitas, yo siempre les digo sí hay!

José Luis “Chalunga” Romero González: He visto muchas vaquitas! Es un animalito muy arisco. Escucha cualquier ruidito y desaparece hasta no volverlo a ver. Su aletita es diferente a la de los delfines y su cabecita es reconocible porque parece que no tiene naricita. Sus ojitos parecen de payasito. He visto vaquitas en El Machorro, pegado al Golfo de Santa Clara. Vimos una con su cría en noviembre pasado [2015].

La vaquita también tiene derecho a la vida. Si no las salvamos, entonces nuestros nietos no las conocerán. Yo quisiera que los nietos fueran a pescar y exclamaran ¨Mira! Allí hay una vaquita como las que veía mi Tata!”

Así como la vaquita puede irse a la extinción, también otras especies. Ésta es una especie mexicana que no puedes encontrar en otra parte del mundo. Totoabas, tortugas marinas y tiburones, son especies que antes se veían mucho y ahora solo hay unas cuantas.

La vaquita no se está muriendo por causas naturales. Los pescadores ilegales la están matando, aquellos que pescan totoaba. ¿Y qué hace el gobierno?

Javier “Chino” Valverde Márquez: Si las vaquitas se extinguen, me dolará saber que nunca más las volveré a ver. No sé qué plan tenga el gobierno, ni qué acciones tomará si la vaquita llegara a extinguirse.

Jesús Carlos “Charlie” Samudio Martínez: Espero que no suceda (espero que la vaquita no se extinga) porque sería una vergüenza para México el perder una especie. Puedo decir con conocimiento de causa que los números (cantidad de vaquitas) van en declive. Y si la tendencia continua así, mañana la vaquita va a estar extinta y será una vergüenza. Si llegara a extinguirse, yo continuaría de cualquier forma con el uso de artes de pesca alternativas. Seguiría con la misma postura que adquirí en 2008. Y no me arrepentiré solo por complacer a una o dos personas ponderosas que no tienen interés en proteger a nuestros mares y a las futuras generaciones y que, en cambio cometen ilegalidades con tal de obtener dinero.

Entrevistas con los pescadores

El progreso no está exenta de problemas

José Luis “Chalunga” Romero González: (Desafortunadamente) La gente que no cree en la vaquita está siendo escuchada (por el gobierno), y aquellos que sí creen en la especie y están tratando de salvarla están recibiendo una patada en el trasero… Aún así, yo no tengo arrepentimiento.

Antonio “Tonicho” García Orozco: Es importante mantener los vínculos fortalecidos. Trataré de mantener a mis amigos fuera de la violencia. Aquellos que hoy son enemigos, más tarde serán amigos. Tenemos que seguir el plan que el gobierno ha trazado para las artes alternativas. Al final del día, nosotros no somos quienes decidimos las cosas. Es el gobierno.

La gente está carente de conocimientos tecnológicos y la gente no está dispuesta a cambiar el futuro de la pesca. Necesitamos seguir trabajando duro.

Rafael “Gordis” Sánchez Gastélum: Cuando trabajamos con la red camaronera de arrastre ligero amigable con la vaquita y a nuestro paso nos encontramos con redes de enmalle tendidas, tenemos que detenernos, porque nuestra red quedaría enredada en el chinchorro de línea. Estas dos artes de pesca no pueden operar juntas en el mismo sitio. Es un desafío no poder trabajar por la presencia de redes de enmalle o chinchorros de línea que están matando a las vaquitas y a otras especies protegidas.

Jesús Carlos “Charlie” Samudio Martínez: Desde que reconvertí mi permiso de pesca, he aprendido principalmente a tolerar a la gente que me quiere señalar como culpable de estos cambios [veda de pesca con redes de enmalle] en el Alto Golfo de California, a causa de haber aceptado la transición de redes de enmalle o chinchorros de línea hacia la red camaronera de arrastre ligera amigable con la vaquita. La gente puede llegar a ser muy agresiva sobre este tema.

[Además], la pesca con artes alternativas es buena, pero solo si se hace en la temporada correcta y en el sitio adecuado.

Entrevistas con los pescadores

El futuro de la pesca en el Alto Golfo de California

Antonio “Tonicho” García Orozco: Quiero cuidar el medio ambiente para nuestras futuras generaciones. Si la vaquita se extingue será catastrófico. Siento que el sector pesquero perdería credibilidad en las autoridades y perderá confianza en sí mismo.

Rafael “Gordis” Sánchez Gastélum: Capturamos mariscos bajo prácticas de pesca amigables con la vaquita, y nuestros productos son frescos y de alta calidad. Los mariscos amigables con la vaquita son productos que puedes comprar y que no ponen en riesgo a la vaquita. Se trata de un concepto que he transmitido a mi familia. Me importa la vaquita porque está en peligro. No tiene qué ver con que yo la haya visto en persona.

Estoy dispuesto a seguir probando nuevas alternativas sustentables incluso si la vaquita se llegara a extinguir. Voy a inspirar a otros y que se unan conmigo, explicándoles que esto es por el bien de todos nosotros. Es por nuestro propio bien seguir trabajando duro.

Javier “Chino” Valverde Márquez: En nuestra cooperativa pesquera, Islas del Golfo, quisiéramos proveer servicios marítimos tales como ecoturismo o tours para salir a buscar y ver a la vaquita. Otro regalo de la vaquita es que ahora ya no usamos redes de enmalle o chinchorros de línea que impactan a nuestros mares. Deseo que el público llegue a conocer los planes de nuestra asociación y podamos contar con recursos para proteger a los animales, limpiar las playas y limpiar el malecón, contar con fondos para ir a las islas y recolectar bolsas de plástico y otros materiales a fin de preservar el medio ambiente, que es lo más hermoso que podemos heredar a nuestros niños. Que la gente venga a ver el mar y a las ballenas.

Jesús Carlos “Charlie” Samudio Martínez: La Cooperativa Islas del Golfo -de la que soy presidente- es especial, porque todos los miembros dejamos de usar un arte de pesca que era económicamente redituable y empezamos a usar la red camaronera de arrastre ligero y las trampas para peces, artes amigables con la vaquita.

Creo en los cambios. Colaboro con organizaciones de conservación porque considero que si hay gente que apoya nuestras creencias, entonces debo estar agradecido con eso. Yo apoyo a la gente que comparte las mismas creencias y mis ideologías.

Armando “Muelas” Castro Soto: Colaboro con grupos ambientalistas por cómo están las cosas actualmente. Queremos pesquerías sustentables. Queremos inventar otro tipo de arte de pesca que funcione. Por esto colaboro con ellos. No queremos usar las redes de enmalle. Ahora queremos permisos para trampas, permisos para la red de arrastre ligero. Queremos algo sustentable.

Nunca antes había trabajado con trampas, así que aprendí cómo. Y aprendí cómo usar la red camaronera de arrastre ligero con el señor Antonio García (Tonicho), y aprendimos cómo construir unas redes que no atrapan vaquita.

Entrevistas con los pescadores

El mensaje del pescador al público

Rafael “Gordis” Sánchez Gastélum: Apoyo a las trampas y a la red camaronera de arrastre ligero. Quisiera que el público sepa que estamos pescando con artes que no dañan a la vaquita.

Armando “Muelas” Castro Soto: La gente debería apoyarnos para que se abriera la pesca de nuevo [solo para usar artes alternativas] para que podamos trabajar y pescar. Hay mucha gente haciendo cosas ilegales, eso es verdad. Pero eso afecta al otro 80 por ciento de nosotros que estamos sufriendo por el cierre de la pesca. Se debería de ver el volumen de familias que sufren por esta causa, y no nada más ver las cosas malas que unos cuántos están cometiendo. Mucha gente de México y de otros países tendrá que dejar de comer camarón por causa de unos cuantos pescadores ilegales. El potencial embargo del que la gente está hablando, a consecuencia de no pescar de manera responsable, podría ser aplicado a todo México, tanto para camarón como incluso para pescado.

Jesús Carlos “Charlie” Samudio Martínez: Quiero que el mundo sepa que aquí hay gente interesada en cuidar a la vaquita, a las tortugas marinas y a la totoaba. Hay mexicanos interesados en proteger a estos animales.

Queremos mejorar el vínculo entre pescadores y consumidores. Deseo que algún día un norteamericano compre un producto y pueda ver un video donde yo aparezca diciendo “el pescado que estás a punto de disfrutar fue capturado por mí”, para que sepan que están consumiendo un producto confiable que además no fue capturado con redes que destruyen nuestros mares.

Pescar de manera sustentable, para mí significa pescar especies de determinadas tallas, y dejar más especies para que el día de mañana regresemos y encontremos algo qué pescar. Creo que si pescamos de forma sustentable, entonces nuestros nietos podrán regresar al mar y encontrar producto. Mis hijos son pescadores y ellos entienden esto.

Top